La mejor parte de fabrica de challas

51 donde fuera y ellos eligieron Ají. Ellos tenían mucho hacienda y podían ocurrir favorito cualquier parte, pero eligieron Ají. Cuando llegaron a Santiago, en el hotel preguntaron por la playa más cercana. Cartagena, les dijeron, Figuraí que se pasearon por todas las playas del Casa de baños y, a la vuelta, justo cuando pasaban por la entrada de Melipilla, quedaron en pana en Vicuña Mackenna con Ortúzar. El chofer dijo aquí vamos a tener que ver si algún nos puede ayudar. Mi ascendiente dijo está acertadamente, mientras usted lo arregla, vamos a entrar y seguro que habrá una plaza. Caminaron toda la entrada y encontraron la plaza, que Cuadro un sitio eriazo, escaso, un tierral. Manuel dijo me gusta este pueblo, qué te parece que cuando volvamos a España hagamos una compra y poco hacemos en este pueblo, por lo menos ponemos una casa comercial, porque no había ni siquiera un despacho. Y ahí compraron todo el frente de la plaza. Vencedorí comenzó una Bancal en Melipilla, donde los De la Presa fueron activos miembros de la comunidad en el comercio, la política, los deportes, el teatro y la inmigración, al provocar una oleada de ciudadanos españoles a quienes trajeron a trabajar en los negocios que formarían en Melipilla. Las familias Suárez, Ríquez, Villar, García, entre otras, se asentarían a partir del casualidad de los De la Presa. A más de cinco décadas de ese encuentro con una plaza baldía, los De la Presa decidieron solucionar los problemas de las autoridades de una buena tiempo y construir un teatro en el costado oriente de la Plaza de Armas. Lo hicieron en medio de la calle Serrano y frente a la estatua del marino melipillano. Un teatro?, se preguntaba la comunidad, invadida por la sorpresa y la antojo.

87 das del teatro 207. La queja estribaba en que las entradas eran excesivamente caras, muy por sobre los valores fijados por la Subsecretaría de Hacienda, Fomento y Reconstrucción el año 1963, y porque no se condecía lo que se cobraba con aquello que indicaban las boletas entregadas al público. En el Teatro Serrano, al que Massoud pasó a apetecer Cinematógrafo- Teatro, el Buscando la Mejor Voz prosiguió y despegó a límites insospechados. Para Sagredo aquello fue: Una alienación y eso que el teatro aunque había perdido la fisonomía antigua, a esa importancia estaba quedando la pura platea, pero se llenaba cada domingo. Comenzábamos a las 10 de la mañana y terminábamos a las 2. Bancal un desfile de gente, venían de la costa, de El Quisco, de Llo Lleo, Algarrobo, Talagante, Cuadro una cosa muy hermosa, todos competían, había buenos premios, el comercio colaboraba, y don José con el cobro de la entrada incluso les financiaba regalos. A mi me daban un billete, Bancal cortito, pero me servia. La función del líder de Las Guitarras Viajeras era ejercer de colchoneta musical a los concursantes. Yo acompañaba, llegaba una niña y me decía que cantaba los temas de Cielo Benavides y yo como más o menos me los conocía, los ensayábamos y subíamos al escenario, cara de palo. Conseguimos buenos artistas, salieron muy buenas voces. Algunas de ellas fueron las de los grupos Quelentaro y Los Hermanos Bustos. Los primeros de raíces folklóricas, pero revolucionarios en contenido y en forma; y los segundos de sones rancheros y corridos mexicanos, lograron figuración nacional desde el propio Teatro Serrano.

Esta suspensión duró algunos díGanador 220, pues para 1969 el Palace comenzó a funcionar con regularidad. Mientras, el Teatro Serrano aún no Bancal entregado. Pasado diciembre de 1968, el recinto seguía en manos de Massoud, exasperando al municipio que ordenó aguantar los referencias a la Equidad e interponer una demanda en el Magistratura del crimen. Si Massoud no entregaba el Teatro Serrano para el 10 de abril de 1969, el juicio seguiría su cauce. Lo mismo si no pagaba las patentes atrasadas de cinco abriles, las deudas de los meses de enero, febrero, marzo y abril de 1969 y las patentes del primer y segundo semestre del Séptimo arte Palace que señalaban ni había cancelado para Se llegó a un acuerdo y finalmente Ernesto Sottolichio, el remoto administrador de Radio Melipilla, ex empleado del Teatro Serrano y convertido en el más importante patrón del espectáculo Doméstico, con ocho teatros en Santiago y provincias, tomaba el Serrano en mayo publicitándolo como Nuevo Gran pantalla Serrano. El municipio le había solicitado convertir el edificio de 1933 en un espacio nuevo y receptivo. El italiano, a su vez, 219 Inserción publicada en El Labrador, 30 de octubre de La suspensión duró muy poco tiempo, porque la Corte de Apelaciones de Santiago resolvió a cortesía de Massoud y en contra de dos decretos alcaldicios de González: el N 99, del 17 de octubre de 1968 y el N 100, del 18 de octubre del mismo año, que revocaban la licencia definitiva y permitían el funcionamiento del Cine Palace solamente por un día, pues consideró que no estaba Interiormente de las prerrogativas del concejal anular patentes, sino que solamente corroborar su correcto cumplimiento. Revista de derecho, justicia y ciencias sociales, y gaceta de los tribunales. Volumen 1, tomo LXVI, enero diciembre de Editorial Jurídica de Ají. Página

Estos daños deben estar cubiertos por pólizas de seguros individuales que consideren tanto el acertadamente comprado como el porcentaje del bien global asociado según la tabla de prorrateo del Reglamento de Copropiedad. Le recomendamos que su seguro asociado al crédito hipotecario incluya la protección contra sismo o lo contrate usted directamente. Con ello estará protegiendo su inversión. Humedad del primer año: En la construcción de su unidad se han empleado materiales que en Caudillo dificultan el paso del agua desde el extranjero hasta su propiedad. Sin embargo Ganadorí como no es obediente que ingrese agua desde afuera, siquiera es acomodaticio que salga la humedad generada al interior de su departamento cerca de el exterior. Durante la construcción del Edificio, se ocupan mayoritariamente materiales que contienen grandes cantidades de agua en su preparación, por lo que es importante durante el primer año apoyar el secado de los muros, papeles murales, ventanas, etc. Este es un proceso lento, pero que los materiales se encuentran saturados de agua y la humedad tendrá que salir en un 100%, pero si Usted ventila diaria y prolongadamente su vivienda podrá eliminar prácticamente la totalidad de esta humedad. Condensación: La condensación es un fenómeno natural inherente a la actividad humana en el interior de la vivienda, que consiste en la transformación del vapor de agua (estado gaseoso) en agua (estado saldo), y se produce cuando la humedad en el meteorismo choca con una superficie que se encuentra con una temperatura más disminución que es llamada Temperatura de Rocío. Este es un engendro que ocurre en toda vivienda y generalmente en zonas donde no hay una adecuada ventilación, como atrás de las camas, cortinas, muebles, en encuentros de muros y esquinas de cielos, etc. El problema es muy acomodaticio de detectar porque en esas zonas el pared está mojado e incluso puede gotear, llegando a tal punto de confundirse con una posible filtración proveniente desde el foráneo. El problema de la condensación se ve acrecentado

35 anunciando como estreno la cinta Terremoto en Valparaíso, hecha diez primaveras antes su constante uso dejaba las que llegaban a Melipilla sin las condiciones mínimas para ser atractivas o al menos presentables. Y el conocido lo hacía memorizar, emprendiéndolas contra el operario del proyector, a quien le reclamaban que ni el stop costo de la entrada les permitía ver películas en buen estado y no quemadas. Ahí estuvo probablemente el motivo principal por el que 1916 fue el año con más presentaciones de zarzuela en Melipilla, aunque no siempre con los mejores elencos. En febrero arribó la compañía de zarzuelas, comedias y prestidigitación, y en marzo la compañía de Pepe Puig estuvo muy allá de atraer al sabido, a pesar de ser considerada la mejor que nos ha visitado 101. Sin películas, sin conseguir atraer a la Parentela que tanto había pedido zarzuelas, y con un otoño e invierno crudos, el Melipilla entró en el ocaso. Una de sus últimas actividades fue la despedida al Representante Ladislao Lecaros 102, a quien la comunidad agasajó con un automóvil y una función de cinema gratuitamente para el pueblo. El sueño frustrado del teatro propio Ilustre Municipalidad, tengo el amabilidad de presentar a la consideración de la Ilustre Corporación los planos respectivos de un esquema de teatro para la ciudad. Creo que no tengo para qué entrar en esplicaciones a fin de probar la indigencia, cada día mayor, que tiene Melipilla de un adelanto como éste. Aceptablemente sé que todos sabemos que dada la población de la ciudad i el grado de Civilización en que se encuen- tra, es esto de una penuria absoluta. Siempre han sido los teatros el esponente de la civilización de un pueblo o mejor dicho el metropolitano con que se mide la intelectualidad de gobernantes i gobernados 103.

140 Considerando estas definiciones, y del estudio histórico de un siglo de teatros en Melipilla, se observa que los primeros desencuentros en la comunidad unívoca existente, Interiormente del espacio social del teatro, se da con una particular manifestación del clivaje 299 clerical/anticlerical 300 en la ciudad. Esto se observa, en toda su magnitud, durante 1921 en la época del Teatro Colón bajo la administración de Juan Vizcaya, en que éste se enfrentó al sacerdote Ramón Merino a propósito de la cinta El Triunfo de Beldad, la cual incluía desnudos y que el cura párroco quería prohibir a toda costa que se proyectasen. Ganadorí, seguidamente, se sucederían otros hechos similares en que se contraponerían las cosmovisiones católicas ultramontanas frente a otras más acertadamente liberales, aunque claro, estas disputas se daban casi exclusivamente al nivel mismo de la élite. Un segundo tipo de desencuentro ocurre con la manifestación de la cuestión social 301 en los teatros. Esto sucedió de diversas maneras, luego sea como la separación que implementó el Teatro Apolo entre platea y galería hacia 1911, como con la separación luego consagrada que tenía el Serrano entre platea y paraíso, un espacio para los más pudientes el primero, y el otro para los estratos bajos, correcto a sus menores precios y 299 Los clivajes o cleavages es un término utilizado para alcanzar cuenta de las fracturas en el seno de una determinada comunidad, las que se pueden manifestar en diversos ámbitos sociales de algún país o región. Como argumentan Lipset y Rokkan, estas fracturas sociales se representan en la arena política con la formación de partidos, por ejemplo, los nacidos de la examen clerical/anticlerical (Al respecto: Lipset, S. M. & Rokkan, S., Cleavage Structures, Party Systems, and Voter Alignments en. Lipset, S. M. (ed.), Consensus and Conflict: Essays in Political Sociology, New Brunswick, Transaction Books, 1985). A nuestro causa, estos clivajes todavía pueden desarrollarse en el ámbito de las artes, Vencedorí como en el espacio social de los teatros.

Ganadorí asimismo, diversos son los factores que se pueden considerar para explicar estos cambios: la aparición de otros soportes de apreciación auditiva y audiovisual, la irrupción de nuevos mass media, el ataque de estado de 1973 y los sucesivos terremotos, son hitos que afectan fuertemente el devenir de los teatros. Por ejemplo, en el caso de la aparición de otros soportes de apreciación, la irrupción de mejor tecnología en los teatros, la aparición y generalización de los mass media y sus correspondientes soportes tecnológicos la radio y la televisión y, seguidamente, la videocasetera, marcaron importantes obstáculos para la preeminencia del teatro como espacio hegemónico de exhibición y conexión con el arte y la Civilización. Sin embargo, en cada ciudad quizás se encuentren desenlaces diversos. Esto se relaciona con las lógicas e historias particulares de cada zona del país, el tipo de vínculo que existía entre ciudadanía y teatro, y la valoración social que cada ciudad le entregaba. No obstante, Melipilla y su historia poseen similitudes con otros lugares del país, tornándose este análisis valioso a la hora de pensar en la administración de centros culturales más integrales, como los que actualmente se levantan a lo dilatado de Ají. Dicho esto, la presente investigación se esmera en acudir un modelo explicativo de las causas que condicionaron el decadencia y definitiva desaparición de los teatros en Melipilla. Lo cual no es llevado a agarradera mediante una mera descripción historiográfica, aunque sí se puede observar una descripción cro

Por ser mestiza, la Waca Waca tiene desde émulos de toreros, pasando por matarifes, hasta saltarines kusillos, poco Figuraí como bufones andinos, que portan en la mano una especie de báculo emplumado. Estos personales hacen de figuras. Otra particularidad son las innumerables polleras que las lecheras y carniceras visten, la mantilla de alpaca que cubre hasta la cabecera y el jubón aflecado y bordado. La danza se caracteriza en su primera parte por satirizar al torero español, que es vencido por el toro, luego las mujeres altiplánicas o comúnmente llamadas lecheras, quienes ataviadas de más de 16 polleras y cogiendo un recipiente y una uncuña, distraen a los toros simulando torearlos, venciéndolos y dominando sus movimientos durante toda la danza. Los toros son bailarines que tienen afirmados en su cintura, un pellejo disecado y hormado a la forma de un toro, al que toman de la saco para desarrollar movimientos ágiles y saltados, simulando embestir a las lecheras y a otros personajes que participan en la danza. En la coreografía pueden desarrollarse mudanzas entre los toros, las lecheras entre ellas o en coordinación con los toros, los Kusillos o los camaleros negros. Al final se da un kacharpary donde bailan al ritmo del huayño que incita al desenfreno general.

9 mos culturales valorables y patrones a imitar. Bancal también la máxima distracción ciudadana y, poco a poco, se convertía en singular de los epicentros de la disputa por las narraciones que se ponían en diversión, y que tendrá con la irrupción traumática de la cuestión social una de sus primeras pugnas entre una suscripción y disminución Civilización, y, como pero se mencionó, entre las estéticas europeas y la búsqueda de una estética propia. Durante el último cuarto del siglo XIX, el teatro aún se vuelve propiciador de una potencia creadora 15, pues progresivamente en suelo nacional se comienzan a crear obras y a formar compañíCampeón que florecen a partir de la zarzuela 16. Para 1900, Ají ya contaba con un historial en la creación teatral de este tipo, puesto que en los 30 abriles previos existieron dieciséis compañías de zarzuela. Los teatros se tornaron asimismo espacios necesarios para el desarrollo mismo de compañías teatrales. Si antiguamente eran utilizados solamente para los montajes de elencos extranjeros o nacionales, a poco deambular se convirtieron en el emplazamiento para ensayos y en una indigencia para las compañíCampeón locales y sus comunidades, que interesadas en estar sobre el proscenio 17 formaban pequeñFigura agrupaciones al cornisa de ateneos y establecimientos educacionales. El teatro, como espacio social y primoroso, se constituyó, por consiguiente, en un lado de aproximación, en donde su ausencia o presencia no Cuadro un asunto trivial para la actividad creadora y performativa del arte. 15 Op. cit. Piña, pp Op. cit. Piña, p Op. cit. Piña, pp Algunas cuestiones preliminares En particular, la historia social de los teatros en Melipilla está marcada por diversas transformaciones, hasta resistir a la calamidad de estos espacios.

3. Como medida práctica, siempre es conveniente ayudar un duplicado de cada una de las llaves de las puertas en un lugar dispar al mismo departamento. Encima, se recomienda encarecidamente hacer cambio de las cerraduras o bien de combinación de los cilindros de la puerta de acceso en forma anticipada a la mudanza y ocupación de su unidad. En forma adicional se sugiere aún colocar una cerradura de seguridad. En este sentido, nuestra empresa no se hará responsable por robos y/o hurtos que pudieran ocurrir en su propiedad. 4. Un número importante de pequeñTriunfador fisuras que suelen aparecer en las viviendas se puede encasillar de normales y es producto de la retracción del fraguado del hormigón, atraques o uniones entre elementos de distintos materiales prefabricados. Estas micro grietas no deben preocuparlo, pues está previsto que ocurran y su aparición es fatal. Le solicitamos percibir en detalle el punto 1.5. Por último, el cuidado y la mantención del Edificio dependen de Usted y del personal que en él labora, toda vivienda para que se conserve, tiene que ser cuidada y mantenida correcta y adecuadamente. Cuando se produzcan fallas, no espere y resuélvalas de inmediato para así evitar problemas mayores. Para topar inicio al presente Manual del Propietario es importante señalar algunos aspectos generales que hay que observar al comenzar a hacer uso de su unidad, entre ellas distinguimos los siguientes: Las posibles modificaciones que se quieran hacer al unidad, sobre todo en el caso de fachadas, debe ser con previa autorización del Comité de Delegación.

Tras ello, los menores se dirigieron al Palace. En las periferia, los esperaba un desfile de abrigos de piel que los niños de la cuadra se sorprendían de ver. El cinema, erguido al borde de un canal, se transformó esa tarde en un castillo de la ingreso sociedad Circunscrito que esperaba sentada cuando la fila de cabezas rubias subió al decorado. El notorio, silente, escuchó las tres partes de un espectáculo donde interpretaron obras de Schubert, Mozart, canciones folklóricas austríacas y alemanas. La impresión de los asistentes no pudo ser mejor reflejada por el boletín local: Con este espectáculo, Melipilla se pone al nivel de las grandes ciudades del mundo 260. Es que la ciudad tenía aspiraciones y el país aún poseía las suyas. Un poco exageradas, ciertamente, porque el club melipillano Ignacio Serrano anunciaba su interés en contratar a Leonel Sánchez y Rubén Marcos 261, y Colo Colo decía encontrarse ad portas de enrolar a Pelé en su equipo. Nada raro en el contexto de un chauvinismo de las dictaduras latinoamericanas, que contrastaba con la crisis económica producto del plataforma del petróleo y la caída del dólar. Fueron díVencedor en que irrumpieron los Chicago Boys y se inició la implantación de un nuevo sistema financiero para Ají con el debut del Software de Empleo Insignificante 262, que contrataba mano de obra barata para 260 El Labrador, 11 de mayo de Jugadores del equipo de fútbol de la Universidad de Chile, conocido como el Ballet Azur y de la selección chilena. 262 Instaurado en 1974, al inicio de la dictadura, el PEM (Software de Empleo Insignificante) se extendió durante casi todo el resto del régimen. Se estima que los sueldos de los trabajadores adscritos al PEM no alcanzaban a un salario leve de esos años. Por otra parte, no está claro si siempre se les pagó derechos previsionales o seguro de Vigor a

83 En esta ciudad tranquila, no tanto en la Salón claro está, la otrora apaciguada lozanía aparecía con el crecimiento de un espacio urbano y rural que se empinaba por las 40 mil personas, con una vida social, deportiva, cultural y comercial en la que poco a poco se tenía entrada a mayores fortuna de consumo y en la que no obstante existían referentes a los que imitar. Estaban los cowboys de los caballos, los cigarros y la destreza, incluso los mexicanos que con su voz y cuerpo salían de la pantalla una y otra vez para posarse en el proscenio del Serrano, tal como lo hizo la megaestrella del séptimo arte y el canto azteca: Miguel Aceves MejíCampeón, quien se presentó unido a Lola Beltrán 199 el lunes 29 de junio de Pero había un tercer referente que arremetía con la fuerza del rock and roll. Si en Valparaíso se empezaban a formar las primeras bandas de rock and roll con instrumentos traídos por los barcos mercantes, en Melipilla nacían Los Sonámbulos del Ritmo, animando todas las fiestas que se sucederían mensualmente. Los veinteañeros adquirían sus primeras motonetas italianas Vespa y Lambretta. El rugido de los motores irrumpía en las calles, al igual que los salones de pool, un vestir diverso entre aqui y peinados sacados de revistas que se lucían en las concurridas fiestas del cloruro sódicoón municipal. Celos y Revuelos, con Bill Halley en marzo de 1958 o Mister Rock and roll en 1959 con Little Richard, Alan Freed, Franie Lymon y Chuck Berry, mostraban en la pantalla del Serrano a los ídolos del momento y la forma 199 El rey del falsete y Beltrán eran a esa altura sendas figuras del cinema y la canción latinoamericana, sobretodo Aceves MejíCampeón, quien protagonizó más de 60 películas y grabó más de mil canciones en 90 discos. Es considerado un ícono del variedad ranchero y para la vencimiento en que se presentó en Melipilla Cuadro primera figura en la época dorada del cinema mexicano. de danzar el rock and roll.

De este modo, la danza es interpretada por los hombres de la selva, por lo cual lleva su nombre. Cuenta la Inscripción que hordas de Chunchos invadieron el altiplano, cuando Mayco Chapac y su consorte Mana Oqllo lo gobernaban desde Qenqo, a posteriori de ocurrir salido del estanque Titicaca. Entonces llegaron a estas zonas los chunchos, quienes fueron alojados por Mayco o Manco en un zona cuya denominación toponímica se conserva: Chucho Laya o quebrada de Chunchos. Pero como los Chunchos cometieron actos de latrocinios en Ayllus vecinos huyendo hacia el meta.

A litigio de González y Rolle, ello ocurre con tres condiciones 14. Y el teatro a comienzos de siglo al menos cumple dos: la de profesionalización del cómico y el creciente aumento de la oferta cultural. Vinculado a ello, y gracias a esta incipiente masificación, el teatro se convierte en el contenedor de los fenómenos culturales del mundo, lo cual significaba la máxima conexión con lo que acontecía fuera de los horizontes del país, en términos de insu- 11 En este sentido, Hardoy y Aranovich al estudiar la ciudad saco mencionan que la ingreso de un teatro puede ser entendida como un servicio cultural llegado el siglo XVII, que a proceso de nosotros se convierte, luego, en un requisito de urbanidad. Vencedorí, Hardoy y Aranovich mencionan que: Gradualmente fueron introducidas en las ciudades coloniales costumbres y utensilios característicos de las sociedades cultas españolas y europeas. Las representaciones teatrales y torneos de postas, la lección de libros importados y la impresión de libros en América, la publicación de hojas con información y luego periódicos y diarios, constituyeron manifestaciones culturales de la sociedad colonial. Algunas populares, como el teatro, otras más seleccionadas como la posesión de la biblioteca, pero de todos modos prácticamente las únicas durante los siglos XVII y XVIII. Al respecto: Hardoy, J. & Aranovich, C., Escalas y funciones urbanas de la América Española hacia Un Entrenamiento metodológico en De Solano, F. (coord.), Estudios sobre la ciudad Iberoamericana, Madrid, C.I.S.C., Aunque, tal como afirman González y Rolle, asimismo lo serán por el circo (op. cit. González & Rolle, pp ) y por el kiosco de la plaza pública donde emergían las bandas (op. cit. González & Rolle, pp. 274 y ss.). 13 Op. cit. González & Rolle, p Op. cit. González & Rolle, p La restante de las 3 condiciones es la de nuevas facilidades de reproducción sonora

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *